MIS PIERNAS SE RECONSTRUYERON Y REJUVENECIERON 20 AÑOS CON ESTOS 3 INGREDIENTES QUE TENÍA EN CASA!

Conforme pasa el tiempo, vamos notando que nuestro cuerpo ya no responde igual a ciertos movimientos o empezamos a sentir pesadez o dolores que pueden llegar a ser incapacitantes, sin embargo, en nuestra juventud, nunca nos preocupamos por esto hasta que ya es demasiado tarde, sin embargo existen remedios que puedes preparar para que estos dolores poco a poco desaparezcan y puedas volver a realizar las actividades que más disfrutas hacer.

Anuncios

Estos dolores se deben principalmente al desgaste muscular y óseo, por lo que se puede llegar a presentar la temida osteoporosis, que hace que los huesos se vuelvan muy delgados y frágiles que con cualquier caída, por muy leve que sea, el hueso se fractura y es casi imposible que se recupere.

Por eso debes checar la densidad ósea y empiezas a tener problemas de dolores en brazos y piernas sin una razón aparente, el remedio que te compartiremos es un excelente auxiliar para evitar los dolores y ayudar a la circulación para que los huesos siempre estén en óptimas condiciones.

INGREDIENTES:

300 ml de alcohol isopropílico

10 pastillas de aspirina molidas

100 ml. de yodo

PREPARACIÓN:

Consigue un recipiente oscuro y con tapa y cierre hermético, deberás vaciar ahí el alcohol y el yodo y agita para que se integren, después muele las aspirinas hasta que quede un polvo fino y añádelas a la mezcla anterior, cierra y agita muy bien y deberás dejar reposar esta preparación por 3 días en un lugar seco y oscuro.

Pasado este tiempo, la preparación está lista para ser usada.

Modo de uso:

Necesitarás gasa simple para aplicar un poco de la preparación sobre las áreas donde se presentan los dolores y deja actuar por 15 minutos, después realiza un masaje en forma circular en las zonas afectadas. Retira el exceso de producto con una toalla de papel húmeda y repite el procedimiento 2 veces al día, pronto verás los excelentes resultados, ya que los dolores irán desapareciendo y volverá la movilidad de tus piernas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *