REMEDIO ANTIGUO QUE PUEDE CURAR HASTA 100 ENFERMEDADES “INCREÍBLE !!

Así como el ajo crudo posee propiedades antisépticas, bactericidas, fungicidas y depurativas gracias a la alicina, el vino tinto es muy rico en antioxidantes, los cuales mejoran la salud cardíaca y pueden evitan el envejecimiento prematuro de nuestras células.

Anuncios

Todas las personas buscamos optimizar de múltiples maneras nuestra salud y a medida que pasan las décadas, nos volvemos mucho más propensos a desarrollar una gran variedad de diferentes tipos de enfermedades capaces de desmejorar significativamente nuestro organismo y nuestra propia calidad de vida.

Sabemos perfectamente que para gozar de una buena salud durante muchos años y disfrutar de una longeva existencia es imprescindible llevar a cabo un estilo de vida saludable que incluya una apropiada alimentación, una actividad física regular y otros hábitos positivos que nos puedan ayudar a mantener un óptimo estado físico y mental.

También le podemos aportar un asombroso beneficio extra a nuestro cuerpo, al proporcionarle de forma regular todas las sustancias que necesita al momento de combatir o prevenir una gran variedad de enfermedades diferentes.

El beneficio extra que le podemos aportar a nuestro organismo es posible gracias a 2 ingredientes realmente poderosos, los cuales son capaces de favorecer nuestra salud y que podrían ser la cura de hasta unas 100 enfermedades diferentes que se encuentran relacionadas con el sistema inmunológico, el sistema respiratorio, el sistema cardiovascular, los riñones o el sistema linfático, el hígado, entre muchos más.

Los beneficios que aporta el vino tinto para la salud

Este es un alimento muy saludable al consumirlo en cantidades siempre moderadas, sin exceder las dos copas diarias. Esta famosa bebida que es tan apetecida en todo el mundo es muy rica en antioxidantes y una gran cantidad de diferentes nutrientes que le hacen muy bien a nuestro organismo. Sus beneficios principales se deben a su alto contenido de flavonoides y resveratrol, los cuales son antioxidantes poderosos capaces de mejorar la salud del corazón, disminuir el colesterol, mejorar la circulación sanguínea, promover la regeneración celular, contribuir a reducir la obesidad, limpiar el organismo, mejorar la función cognitiva y evitar el envejecimiento prematuro.

El vino tinto también posee cualidades astringentes, por lo que puede combatir bacterias bucales asociadas a la aparición de caries, posee acción antiinflamatoria, disminuye las posibles consecuencias del estilo de vida sedentario y contribuye a mantener el cuerpo en condiciones óptimas.

Existen también estudios que han encontrado una relación entre el consumo de vino tinto moderado y la reducción de los riesgos de contraer la enfermedad de cáncer. Este gran beneficio se encuentra relacionado con las altas cantidades de resveratrol, el cual ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama, de próstata y de pulmón.

¿CÓMO SE PREPARA EL REMEDIO DE AJO Y VINO TINTO PARA MEJORAR LA SALUD?

Luego de haber analizado las increíbles propiedades del vino tinto y el ajo, podemos afirmar que este asombroso remedio natural es un gran aliado para nuestra salud y es capaz de ofrecernos beneficios como:

  • Mejorar la salud de la piel.
  • Limpiar la sangre.
  • Eliminar el colesterol malo.
  • Combatir infecciones
  • Fortalecer el sistema inmunológico.
  • Prevenir enfermedades.
  • Mejorar la salud cardiovascular.

Es importante destacar que entre todos sus amplios beneficios, funciona también como un potente anticancerígeno ya que ambos ingredientes poseen propiedades que pueden combatir y prevenir el cáncer.

Ingredientes

Los ingredientes son muy fáciles de conseguir. Probablemente incluso ya los tengas en casa, por lo que no tienes excusa al momento de comenzar a consumirlo.

  • ½ litro de vino tinto de buena calidad.
  • 12 dientes de ajo.

Paso a Paso

  1. Primero, corta cada uno de los ajos en cuatro partes similares.
  2. Mezclalos con el ½ litro de vino tinto en un frasco de vidrio.
  3. Cierra bien el frasco y reserva durante 2 semanas en un lugar de la casa donde el remedio reciba buena luz de sol.
  4. Durante las siguientes dos semanas agita el frasco cada día, al menos unas dos o tres veces cada día.
  5. Transcurridas las dos semanas, cuela el líquido y se viértelo en un frasco oscuro para consumirlo todos los días hasta acabarlo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *