Anuncios
Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Tengo 55 años y mi rostro era flácido, quiero que veas como quedo usando este remedio casero

Algo que preocupa a muchas mujeres relacionado con su belleza es el rostro. Como sabemos, esta es la parte del cuerpo más visible de todas. Por eso, tenerlo en buen estado, sin manchas ni arrugas se convierte en algo indispensable. Sin embargo, esta no es una tarea tan fácil de cumplir.

Si ya estás entrada en años, es posible que hayas notado la presencia de algunas manchas o arrugas. Las mismas pudieran ser provocadas por el paso de los años, los efectos de los rayos UV y la contaminación ambiental. Si a esto le sumamos la perdida de elastina y colágeno de la piel, la situación es mucho peor.

Por fortuna, contamos con muchos remedios naturales muy buenos para mejorar el aspecto de nuestro rostro. Estos nos ayudan a combatir los efectos de el paso de los años, y nos ayudan a eliminar las manchas y arrugas. En este articulo te mostraremos 5 de esos remedios naturales que dejarán tu rostro impecable y muy hermoso.

Clara de huevo con yogurt

Por si no lo sabías, la clara de huevo es uno de los mejores astringentes naturales que existe. Es por esto que se considera muy bueno para combatir el exceso de producción de grasa y la flacidez. Además, sus hidrolipídicos nutren a profundidad las capas dérmicas. Asimismo, disminuyen la perdida de colágeno y la elastina.

Qué necesitaremos:

– Claras de huevo (2 unidades).

– Yogurt natural (2 cucharadas).

Preparación y uso:

Para comenzar, debe poner las claras de huevo en una taza y batirlas muy bien junto al yogurt. Con solo mezclar estos 2 productos, tenemos nuestro remedio para el rostro completamente listo. Solo debemos limpiar el área del rostro que vamos a tratar y aplicaremos una fina capa del producto. Dejaremos que la misma actúe por unos 30 minutos y finalmente lavaremos nuestro rostro. Este proceso lo repetiremos 3 veces por semana.

Sábila, coco y miel

El gel de aloe vera es uno de los mejores productos para tensar la piel floja y deshidratada. El mismo cuenta con ácido málico que detiene el envejecimiento prematuro. Este también es capaz de disminuir las manchas, cicatrices y las arrugas del rostro.

Qué necesitaremos:

– Gel de aloe vera (1 cucharada).

– Aceite de coco (1 cucharada).

– Miel de abeja (1 cucharada).

Preparación y uso:

Para comenzar, debes poner el gel de aloe vera en una taza y mezclarlo muy bien con el aceite de coco y la miel. Cuando tengas una sustancia homogénea, sabrás que tu ungüento facial ya está listo. Ahora, solo debes aplicarlo en el rostro y dejarlo actuar por 20 minutos. Finalmente, enjuaga tu cara con agua fría. Este proceso lo debes repetir cada 2 días.

Pepino con crema agria

El pepino es una de las verduras que más agua contiene. El mismo está compuesto en un 90% de agua y sustancias antioxidantes protectoras. Es por ello que, al aplicarlo en el rostro, conseguimos un efecto refrescante y rejuvenecedor. Por lo tanto, el pepino evitará que padezcas de arrugas prematuras. Asimismo, actúa como reconstituyente natural que tonifica la piel flácida y deteriorada, elimina el exceso de grasa y las células muertas.

Qué necesitaremos:

– Pepino fresco (½ unidad).

– Crema agria (1 cucharada).

Preparación y uso:

El primer paso consiste en tomar el medio pepino y triturarlo muy bien. Luego, utilizaremos un colador para extraer todo su jugo. Ahora, mezclaremos la crema agria con el zumo de pepino, hasta conseguir una pasta espesa.

Esta sustancia la debemos aplicar sobre nuestro rostro, cuello y escote, si también lo consideramos necesario. Dejaremos que la misma actúe por unos 15 minutos y finalmente enjuagaremos con agua templada. Este proceso lo debemos repetir 2 o 3 veces por semana.

Miel de abeja con aceite de oliva y limón

La miel es uno de los productos naturales más indicados para hidratar la piel. Asimismo, es muy buena para las pieles que sufren de producción en exceso de sebo. Además, al ser rica en antioxidantes, vitaminas y minerales, combate la flacidez y las arrugas prematuras.

Qué necesitaremos:

– Miel de abeja (8 cucharaditas).

– Aceite de oliva (2 cucharadas).

– Zumo de limón (¼ de unidad).

Preparación y uso:

Para iniciar, debemos poner la miel en un recipiente y mezclarla con el zumo de limón y el aceite de oliva. Cuando obtengamos una sustancia homogénea, la aplicaremos sobre el rostro y dejaremos secar. Finalmente, nos enjuagaremos el rostro con agua tibia. Este proceso lo debemos repetir 2 veces por semana.

Agua de rosas

Este producto es uno de los más buenos para embellecer el rostro. El mismo es capaz de reducir la flacidez facial, puntos negros, excesos de sebo y la acumulación de células muertas. Por ello te animamos a sacarle el mayor provecho posible.

Qué necesitaremos:

– Agua de rosas (¼ de taza).

– Zumo de limón (1 cucharada).

– Agua de Hamamelis (1 cucharada).

Preparación y uso:

Para preparar este remedio, lo único que debemos hacer es poner todos los ingredientes en un recipiente con tapa. Ahora, lo agitaremos muy bien para que todos se mezclen y así obtener una sustancia homogénea.

El siguiente paso es humedecer un trozo de algodón con esta sustancia. Luego, frotaremos el mismo en la cara y el escote todas las noches. Este proceso lo repetiremos a diario como parte de nuestra rutina de belleza.

Aun si tu piel es joven y radiante, es recomendado utilizar cualquiera de estos tratamientos. De esa manera, podrás lograr evitar que tu piel sufra daños, como los antes mencionados. Por lo tanto, escoge el remedio que más te convenga y utilízalo cuanto antes. Quedarás sorprendida con los resultados. Si te gustó esta información, compártela en tus redes sociales.