Anuncios
Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Tus poros abiertos desaparecerán para siempre en solo 3 días con estos remedios caseros!

Los poros son pequeños orificios que le permiten a la piel respirar, y son tan pequeños que es difícil verlos a simple vista, pero pueden llegar a crecer conforme envejecemos.

Sin duda, unos poros abiertos y grandes se ven estéticamente desagradables, por lo que pueden arruinar tu apariencia física más de lo que crees.

Es por eso que muchas personas recurren a productos de belleza convencionales que prometen acabar con el problema sin saber que los químicos que contienen esos productos causan efectos secundarios si los utilizas con frecuencia.

A continuación, en este artículo te mostraremos 4 asombrosos remedios caseros que te ayudarán a deshacerte de los poros abiertos de tu rostro de forma natural, fácil y rápida.

Lo que debes aplicar en tu rostro para reducir los poros abiertos

1.- Gel de aloe vera.

Sólo debes aplicar un poco de gel de aloe vera fresco sobre todo tu rostro dando suaves masajes con movimientos circulares, deja actuar durante toda la noche y retira con abundante agua tibia a la mañana siguiente. Esto te ayudará a que tu piel se hidrate, por lo que cerrará los poros al mismo tiempo que elimina el exceso de grasa y suciedad de la piel.

2.- Vinagre de manzana.

Lo único que necesitas hacer es mezclar 6 cucharadas de agua y 2 cucharadas de vinagre de manzana muy bien. Luego, vierte la mezcla en una botella con atomizador para utilizarlo como un toner. Sólo rocía sobre todo el rostro cuidando el área de los ojos, deja actuar hasta que se seque y aplica un poco de tu humectante preferido. Esto te ayudará a reducir los poros abiertos regulando el pH de tu piel, mientras combate las posibles infecciones.

3.- Mascarilla de huevo.

Esto te ayudará a reafirmar la piel y a reducir el aspecto de los poros abiertos. Necesitarás: 1 clara de huevo, 2 cucharadas de avena molida y 2 cucharadas de jugo de limón fresco. Para preparar este remedio debes mezclar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia homogénea. Aplica sobre todo el rostro dando suaves masajes con movimientos circulares, deja actuar durante 30 minutos y retira con abundante agua tibia.

4.- Bicarbonato de sodio.

Mezcla un poco de bicarbonato de sodio y un poco de agua en cantidades iguales hasta obtener la consistencia de una pasta. Aplica sobre todo el rostro dando suaves masajes durante 1 minuto, deja actuar por 20 minutos y enjuaga con abundante agua. Realiza este procedimiento cada 4 días, ya que si lo usas con frecuencia irritará considerablemente tu piel.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *